____________________________________________________________________


La inspección del trabajo es una herramienta fundamental para el logro del trabajo digno en su significado más amplio. Para la ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO el objetivo del “Trabajo Decente” se inscribe dentro de la inclusión social. Por ello, en septiembre de 2003 se viene implementando el Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT) como respuesta a una situación sociolaboral preocupante expresada en un 49,9% de trabajo no registrado, y sus consecuencias: la inestabilidad laboral y la fragmentación social.

El compromiso del PNRT fue en primer lugar transformar en trabajo digno aquel que no lo era y para ello, se entendió que como Estado Nacional se debía recuperar a la inspección laboral como herramienta clave de este proceso.

Gracias a la inspección los trabajadores no registrados recuperan sus derechos, acceden a una cobertura social: obra social, jubilación, condiciones de salud y seguridad laboral, jornada de trabajo que no exceda los límites legales y el cumplimiento de las normas emanadas de los convenios colectivos de trabajo y obteniendo las distintas coberturas legales frente a situaciones no queridas. La inspección es uno de los motores de la inclusión social y se manifiesta a través de la presencia del Estado en el ejercicio de sus facultades o deberes constitucionales trabajando para una distribución más justa y equitativa para todos.

____________________________________________________________________